• Una exposición sobre un barco único, su historia, contexto y el proceso de restauración científica en el que está inmerso como patrimonio marítimo vasco
  • Abierta en Carol Iglesias Espazioa hasta el 7 de abril de 2024

Bilbao, 10 de enero de 2024. Leixuri Arrizabalaga, presidenta de Itsasmuseum Bilbao y diputada de Euskera, Cultura y Deporte de la Diputación Foral de Bizkaia, Juan Antonio Apraiz, comisario de la exposición e investigador y divulgador de la cultura marítima vasca y, Jon Ispizua, responsable de Erain, el proyecto de carpintería de ribera Itsasmuseum Bilbao, y Jon Ruigómez, su director, han presentado esta mañana en rueda de prensa la exposición temporal Nuevo Anchústegui, “Gure Señoriti”, que permanecerá abierta en Carol Iglesias Espazioa hasta el 7 de abril de 2024.

Se trata de un recorrido por la historia de un barco único e irrepetible, el representante más antiguo de una época y una tipología fundamental en el desarrollo de la pesca tradicional de bajura en Euskadi que refleja el saber hacer de los carpinteros de ribera que poblaban la costa de Bizkaia en el siglo XX.

La muestra aborda temas como la familia, el pueblo de Ondarroa, su puerto base, la historia del barco y sus adaptaciones para dar servicio a los distintos tipos de pesca en los que faenaba, su donación a Itsasmuseum o su nueva vida como pieza de la colección. Presenta también una selección de imágenes y documentos del archivo familiar, así como piezas cedidas por otras instituciones como el Euskal Museoa.

En la tarde de hoy, miércoles 10 de enero a las 18:00 horas, tendrá lugar en el museo la inauguración social de la exposición, abierta a todos los públicos, que contará con una breve presentación de Juan Antonio Apraiz Zallo en el auditorio y la visita posterior a la exposición.

 

Logotipo del proyecto

En paralelo, se ha presentado el logotipo del proyecto del Nuevo Anchústegui, una creatividad diseñada por Xabier Laka Antxustegi, profesor en la facultad de Bellas Artes de la UPV/EHU, escultor, y miembro de la familia Antxustegi, que tiene como finalidad complementar el vínculo con lo fabril y lo mercantil del ámbito marítimo del logotipo de Itsasmuseum, con una visión artesanal y pesquera de lo marítimo de la que, el Nuevo Anchústegui, es un claro exponente.

Tanto el logotipo como los dos prototipos materializados para su uso experimental como objeto conmemorativo en dos versiones, “itsasgora-pleamar” y “itsasbehera-bajamar”, han sido donados por el autor al museo y se encuentran disponibles para la venta al público en la tienda a un precio de 20 euros. Todos los beneficios de estas ventas se destinarán a la restauración y conservación del Nuevo Anchústegui.

 

Nuevo Anchústegui

El Nuevo Anchústegui, construido en los Astilleros Arriola de Ondarroa en 1958, es una embarcación de bajura típica de finales de los 50, con casco de madera de sólida estructura de roble, barraganetes en las bandas, amuras y aletas, viveros metálicos para la pesca con cebo vivo incorporados en el interior del casco, superestructura con puente de gobierno a media altura, mástiles de madera y que contaba con un afamado motor de propulsión local entre otras características reseñables.

Donado a Itsasmuseum por la familia Antxutegi-Badiola el 17 de octubre de 1997, navegó desde Ondarroa para ser mantenido en seco en los muelles de Axpe hasta que en 2003 fue trasladado a los diques del antiguo Astillero de Euskalduna, lugar en el que se encuentra desde entonces como pieza representativa de la colección del museo. Años después, en 2015, el Gobierno Vasco decidió restaurar la embarcación por su “valor cultural” en el marco de la subvención para la protección del patrimonio marítimo.

 

Patrimonio inmaterial e identidad

Cabe destacar que la exposición que hoy se presenta, no sólo quiere recoger el patrimonio material, la historia del Nuevo Anchústegi como embarcación, como objeto, como pieza relevante de patrimonio tangible, sino que también quiere profundizar en la memoria inmaterial, en los testimonios vivos, en el contexto en que se construye y sale a faenar, en Ondarroa, en la familia Antxustegi-Badiola, quiere adentrarse y recuperar también esta otra parte de su valor cultural, el que se refiere a las vivencias, las tradiciones y las personas.

El Nuevo Anchústegui es un elemento importante del patrimonio marítimo vasco, es un testimonio vivo de la relación de un pueblo con su medio, sus bosques y la madera que se extrae de ellos, sus mares y las especies que los habitan, sus puertos, los vientos imperantes, etc. Es, en definitiva, el reflejo de las raíces culturales de un pueblo, un elemento identitario de primer orden.

Juan Antonio Apraiz, el comisario, es un gran conocedor de la cultura marítima de Euskadi y este proyecto es el resultado de una larga y rigurosa investigación que le ha llevado a recoger y analizar mucho material, documentos y testimonios, con la finalidad de crear una auténtica “biografía” del barco.

Por lo tanto, Nuevo Anchústegui, “Gure Señoriti”, habla del barco, de la familia Antxustegi-Badiola con Juan Antxustegi y Dominika Badiola como referentes y tiene el puerto de Ondarroa como telón de fondo.

 

Erain y la restauración científica del Nuevo Anchústegui

En 2016 Itsasmuseum, de la mano de la Diputación Foral de Bizkaia, apuesta por retomar su proyecto original de taller, crear Erain como polo de conocimiento de la carpintería de ribera de Bizkaia y, con el visto bueno del Patronato, proceder a la restauración científica del barco bajo tres premisas; el respeto a los criterios de mínima intervención en objetos patrimoniales, la toma de decisiones de manera consensuada entre las personas que forman el equipo técnico multidisciplinar compuesto por profesionales del ámbito de la restauración, la etnografía, los museos, el patrimonio y la universidad, así como la participación de personas voluntarias en el proceso.

Para acometer su restauración ha sido necesario el apoyo del departamento de Euskera, Cultura y Deporte de la Diputación Foral de Bizkaia, la subvención para la puesta en valor del patrimonio marítimo del Gobierno Vasco, Pinturas Juno, la asociación de productores de madera de Euskadi, Baskegur, la asociación de personas voluntarias de Itsasmuseum, Itsas lagun, y, por supuesto, la familia Antxustegi-Badiola y el patronato Itsasmuseum.

¿Por qué Erain? Erain, en euskera, es el nombre que recibe el tipo corte que necesita una tabla (traca) para adaptarse a las formas de un barco. Además, es una forma coloquial del verbo “eragin” que significa promover, activar, impulsar, inducir o sembrar. Y precisamente eso es lo que pretende Itsasmuseum Bilbao, recuperar el conocimiento de la carpintería de ribera como parte de nuestra identidad como museo y territorio.

Erain es un proyecto integral compuesto por tres espacios diferenciados, pero estrechamente relacionados entre sí:

  • Una exposición que contextualiza la carpintería de ribera en Bizkaia en el siglo XX.
  • Un taller vivo, dinámico y abierto a la participación.
  • Y, por último, los diques, que este año cumplen 156 años, y que conservan algunas de las embarcaciones más representativas de la colección del museo.

Erain tiene como finalidad la construcción de embarcaciones tradicionales (con el doble propósito de recuperar conocimiento y formar personas), la conservación/restauración de las existentes, la divulgación del conocimiento y la dinamización mediante eventos marítimos, abiertos al público y a la ciudadanía.

La restauración científica del Nuevo Anchústegui ocupa un lugar destacado en esta iniciativa. Un proyecto que quiere dejar constancia de todo el proceso, es decir, documentar cada intervención, para que en el futuro sirva para actuar en este ámbito. En este sentido, anualmente, el museo publica una Memoria con todo el trabajo realizado, un histórico de las intervenciones, el diagnóstico de conservación general del barco y la definición de los criterios que marcan la restauración científica.

Para más información: Leire Aurrekoetxea komunika@itsasmuseum.eus