El puente de Burceña

El puente de Burceña, c. 1925-1930
Óleo sobre lienzo. 100 x 83,5 cm
Museo de Bellas Artes de Bilbao
Adquirido en 1940

Considerada una de las obras maestras del arte vasco de la primera mitad del siglo XX, este paisaje urbano ingresó en la colección del museo meses antes de la muerte de su autor. No está fechado, aunque su estilo corresponde al de la madurez artística de Arteta, que trabaja sin hacer concesiones a lo anecdótico o lo decorativo y resuelve las composiciones mediante recursos puramente plásticos. Aunque el pintor ha situado la escena en un arrabal obrero, en el cuadro no hay ni exaltación del trabajo ni tampoco una reivindicación de carácter social.

El elemento compositivo principal es la estructura romboidal de los tirantes del puente de hierro sobre el río Cadagua construido a finales de la década de 1870 por el ingeniero Adolfo Ibarreta para unir el barrio bilbaíno de Zorrotza con el de Burtzena (Barakaldo). Acodado en la barandilla, un obrero contempla el panorama a sus pies, donde un caballo blanco con jinete que abreva en el río y una barca remiten a un arcádico y desaparecido mundo agrario. Al fondo, como emblemas del presente industrial de la zona, se sitúan un conjunto de viviendas obreras de volúmenes cúbicos y una gran chimenea.