El Barco Azul

El Barco azul de Mari Puri Herrero llega a Itsasmuseum a través del programa la Obra Invitada suscrito con el Museo de Bellas Artes de Bilbao. La obra, que estará expuesta en los próximos meses en la exposición temporal del museo, viene a ofrecer dinamismo a la propuesta expositiva integrándose de forma coherente en su relato.

El Barco Azul es un conjunto formado por dos cuadros muy similares, pintados en un intenso color azul, que cuentan con una temática común, un barco solitario en ultramar entre nubes y bruma, pero de distintas dimensiones y realizados sobre soportes también distintos: lienzo en el caso del más grande y en tablero en el del más pequeño. Si se observan con atención las dos obras, se comprende que sus imágenes son secuenciales: mientras en la más grande la nube precede al barco, en la de menor tamaño comienza a quedarse atrás.

Durante su dilatada tryectoria artística, Mari Puri Herrero ha pintado el espacio que le rodea en sus múltiples concepciones, urbano, rural, y por supuesto marítimo, como es el caso que nos ocupa.

Mari Puri Herrero, bilbaína de nacimiento y estrechamente ligada a su tierra, comenzó su trayectoria artística a comienzos de la década de 1960. Se formó en Madrid y, gracias a una beca de la Diputación de Bizkaia y el gobierno holandés, continuó su formación en Ámsterdam, una etapa decisiva en la que conoció la obra del pintor James Ensor, que tendría gran influencia en su obra. Amplió sus conocimientos de pintura y grabado y viajó por Europa. En 1982 se cataloga su obra gráfica y en 1992 sus dibujos. Su obra ha sido expuesta en numerosas ocasiones tanto de manera individual como colectiva.