Archivo histórico

Color de hierro

Archivo histórico / 2016 / Color de hierro

Color de hierro

14 enero - 17 julio

#COLOR DE HIERRO es un ciclo de tres exposiciones en el que tres artistas con estilos y técnicas diferentes, nos presentan su particular visión particular de la Ría de Bilbao y la costa de Bizkaia: Antonio Aldama, José Abel y Enrike Zubia.

Todos ellos impregnan de color de hierro sus obras para mostrarnos el lado más sorprendente de la Bizkaia industrial y marítima. El hierro es el hilo argumental y elemento unificador de esta triple exposición. Un metal que no sólo se identifica con la historia de la Ría y de Bizkaia, sino que desde un punto de vista artístico, cambia de color cuando entra en contacto con el agua, el fuego o simplemente por el paso del tiempo. Aprovechando estas características del hierro, estos tres artistas impregnan de distintos colores y texturas sus obras. #Metal #Fuego #Agua son elementos que están presentes en el ciclo de transformación del hierro en su estado sólido, líquido como gaseoso. Cada una de las tres exposiciones sirve para que cada uno de los artistas introduzca su obra y explique sus particularidades en lo que a técnica, temática o estilo se refiere.


 

LUZ DE METAL

“Luz de metal” es un recorrido por una Ría industrial, emprendedora y con una visión cosmopolita que entendía de organización y trabajo inteligente. Antonio Aldama Tejada, nacido en la localidad alavesa de Llodio en 1934., a sus 81 años y medio se autodefine como “un animal con ropa” y no es de extrañar si repasamos su dilatado curriculum repleto de exposiciones y premios. Aldama es uno de los paisajistas más profundos y sinceros del momento, además de un experto en sacar partido a la Ría. Sus obras reflejan con maestría la atmósfera de cada momento de día.


 

RÍA DE FUEGO

“Ría de fuego” nos presenta a una Ría humeante. Gracias a la utilización del soplete, las obras de José Abel consiguen unos efectos y texturas únicas. El humo de la atmósfera y el fuego en las chimeneas industriales son los protagonistas de esta exposición. Este artista en su afán por investigar se plantea nuevos retos y técnicas para conseguir innovadores resultados. Los efectos singulares tan característicos en sus obras son el resultado de sustituir los pinceles por espátulas o la llama del soplete directamente sobre la obra. El fuego provoca una transformación mágica, instantánea, de la obra que él sofoca a golpe de trapo pero no dejando nada al azar, es decir, modelando la llama y el humo a su gusto. Consigue de manera natural que el fuego se integre con la pintura dejando fluir naturalmente los elementos produciendo un efecto atmosférico intenso cargado de fuerza.


 

UR ETA LUR

Enrique Zubia describe la Ría como un eterno e irrompible vínculo entre tierra y mar. Un viaje que comienza en la montaña, dónde nace y da sus primeros pasos el Nervión –la Ría. Llega a Bilbao donde transita bajo diversos puentes y se alimenta de fuego y hierro; y finalmente abre sus puertas a la mar que le espera impaciente. En sus obras Enrique utiliza el agua y las escenas cotidianas de la costa como nexo entre la tierra y el mar. El pueblo costero que le vio nacer, Bermeo, ha marcado tanto su obra como su temática. Zubia se alimenta de la tierra y el mar, de los puertos vascos, de su vida y de sus gentes.
El artista capta la vida de los arrantzales con precisión casi cinematográfica. Son cuadros de pinceladas rápidas donde están perfectamente estudiados los matices etnográficos del pescador vasco.

También en 2016